Virtualización de los puestos de trabajo

La virtualización de los puestos de trabajo

virtualización de los puestos de trabajo

Con la llegada de la Covid-19, el trabajo remoto se ha vuelto la solución de muchas empresas para poder mantener su actividad, pero hace mucho que las empresas ya utilizaban esta tecnología por sus beneficios, ¿pero conoces como funciona esta tecnología y sus beneficios?

¿Qué quiere decir virtualización del puesto de trabajo?

Con virtualización del puesto de trabajo nos referimos a la posibilidad de trabajar de forma remota desde cualquier lugar sin tener que estar físicamente en la oficina.

Ventajas:

Reducción del coste general de los equipos: la utilización de escritorios virtuales no requiere de equipos de última generación o con gran capacidad de memoria, ya que las aplicaciones son ejecutadas realmente en los servidores de la plataforma. Lo que supone una reducción de costes y a su vez una prolongación de la vida de los equipos informáticos.

Respetuoso con el medio ambiente: una infraestructura informática en el cloud supone un ahorro importante en consumo de energía y por tanto en una disminución de la contaminación.

Mejora de la seguridad de los datos: estos sistemas pueden ser configurados para permitir el uso de los espacios de almacenamiento locales y/o remotos, lo que pone a disposición de los administradores de la plataforma miles de posibilidades para garantizar la seguridad y evitar el riesgo de pérdida de datos por cualquier tipo de problema.

 

¿VDI O SDI?

VDI

La infraestructura de escritorio virtual o virtual desktop infraestructure se refiere al proceso de ejecución del escritorio de un usuario dentro de una máquina virtual que se administra en un servidor central. Esta forma de virtualización del puesto de trabajo permite a cada usuario tener escritorios completamente personalizados con toda la seguridad de la administración centralizada.

SDI

En este caso, SDI es la infraestructura encargada de virtualizar las aplicaciones (Windows, Linux, web y SaaS).

El objetivo de este tipo de virtualización es conseguir que las aplicaciones puedan funcionar con independencia de las características concretas del entorno en que se ejecutan. Así se consiguen eliminar los problemas de compatibilidad entre aplicaciones y algunos errores típicos de su ejecución. En la virtualización de aplicaciones el usuario sigue interactuando directamente con el equipo en el que se ejecuta la aplicación.

Por lo que, la diferencia entre VDI y SDI es que VDI virtualiza el escritorio en su totalidad mientras que SDI  no virtualiza el entorno operativo, sino que solo virtualiza la capa de aplicación, de modo que cada aplicación se puede ejecutar de forma aislada.